Archivo de la etiqueta: Cruz de Mosul

EA 2019 Abrazamos la Cruz de Mosul

Esta noche, en una vigilia breve pero muy intensa, hemos podido abrazar la Cruz de Mosul que la Fundación “Ayuda a la Iglesia Necesitada” (ACN en inglés) está haciendo peregrinar por diversas diócesis españolas. La parroquia de Ntra. Sra. del Rosario y sus sacerdotes Sergio Martínez e Ignacio Iriarte, nos han abierto de nuevo la Iglesia de Santa María Madre de la Iglesia en el barrio de La Almozara para celebrar un rato de oración-concierto con la ayuda de Juan Carlos Prieto, Luis Guitarra y el coro parroquial de La Almozara.

La colecta que se ha hecho irá íntegramente a Ayuda a la Iglesia Necesitada para sus proyectos en favor de los cristianos perseguidos.

La cruz de Mosul

En el verano de 2014, el Daesh , o ISIS, el autodenominado “Estado Islámico”,  invadió Mosul y 9 pueblos cristianos de la llanura de Nínive, en Irak. Los terroristas dieron 3 opciones a los cristianos: convertirse al Islam, abandonar sus casas y huir o la muerte.

Así pues, 120.000 cristianos: niños, adultos, ancianos, familias enteras tuvieron que huir con lo puesto atravesando la inmensa llanura de Nínive a altas temperaturas. Abandonaron todo para mantenerse fieles a Cristo.

Sus casas y las propiedades de la Iglesia, después de saquearlas y confiscarlas, fueron marcadas con la letra que en árabe se llama nun y que corresponde a nuestra N, inicial de nazareno, que es como conocen allí a los cristianos. Por primera vez desde tiempos apostólicos, las campanas de las iglesias dejaron de tañer.

La mayoría de estos cristianos se dirigieron al norte de Irak, a Erbil, capital del Kurdistán iraquí y se convirtieron así en exiliados en su propia tierra… Durante este tiempo, todos estos desplazados han vivido sobretodo gracias a la caridad de organizaciones católicas como ACN.

La cruz de Mosul proviene de la iglesia de San Shimoni en la ciudad de Bartella , región de Mosul. San Shimoni es la madre de los 7 hermanos macabeos torturados porque no quisieron renegar de su fe, cuya historia cuenta el libro de los Macabeos.

Es una de las múltiples iglesias gravemente dañadas por el ISIS: incendiada, con las imágenes destrozadas y las tumbas profanadas. Actualmente se encuentra en reconstrucción.

La cruz forma parte de un Via Crucis de pared y tiene claras marcas de haber sido quemada a causa de las chispas de un incendio. Para realzarla, la artista Beatriz de Colmenares ha ornamentado una Cruz de mayores dimensiones en la que va engarzada la cruz dañada.

En los extremos de los travesaños horizontales, Alfa y Omega; en el travesaño vertical, el cordero cuya sangre cae sobre la cruz dañada y la cita del evangelio de San Mateo: “Ama a tus enemigos y reza por los que te persiguen” (Mt. 5, 44).